Fotografía analogica¿Porque he vuelto?

A día de hoy, cada vez que ocurre algo importante o vamos a hacer algo diferente nos llevamos nuestra cámara réflex ( o móvil ) y gastamos una tarjeta entera de memoria para sacar cientos, miles de fotos. Recuerdo cuando hice mi último viaje por el norte de España (os lo recomiendo encarecidamente ), no parábamos de pasar las fotos al ordenador y vaciar la memoria para seguir sacando fotos y fotos ….. ¿El resultado?: Acabas eliminando más de la mitad por ser exactamente idénticas y la otra mitad por estar borrosas o mal enfocadas. También me di cuenta al revisarlas de algo bastante triste y preocupante…. muchas no tenían esencia . Es como si al sacar tantas fotos pierdes poco a poco la esencia, el recuerdo o las emociones que despertaron en ti ese lugar. Atiborramos nuestros ojos con imágenes y más imágenes y al final la mayoría de ellas acaban siendo eso: Sólo imágenes.

Esa fue la principal razón, mi razón por la cual he vuelto a la fotografía analógica: Devolverle el alma perdida a las fotos. Al principio usaba cámaras instantáneas ( principalmente polaroid, instax mini de fujifilm….) y poco a poco fui utilizando las viejas cámaras de nuestros padres. En mi caso tengo dos actualmente ,una pentax automática y una pequeña e infravalorada Werlisa Club ( Lisa para los amigos).

Con Lisa redescubrí de nuevo la fotografía . Conseguí el resultado que quería otorgándole a las fotografías un significado mayor que la propia calidad de la imagen, que queda relegada a un segundo o tercer plano.

Esta falta de calidad en la imagen permite resaltar otros valores, sumergirte en el significado de la foto, el “cuándo”, “como”y “porqué” se sacó la imagen. Solo hay que recordar que la fotografía analógica es absurdamente cara en comparación con la digital, no puedes permitirte sacar fotos como un poseso y por eso acabas teniendo mejores resultados. La pausa, la determinación y el sentimiento con el que quieres captar una imagen se multiplica por cien y; si eres capaz de transmitir esa belleza invisible en la fotografía has hecho un buen trabajo. El saber que sólo tienes 36 disparos para captar en el negativo te hace valorar qué merece o no la pena y la verdad, es algo increíble.

Rebelate camaraanalogica vintage
Mis cámaras analógicas.

Iniciarte en el mundo de la fotografía analógica puede ser más complicado que volver a escuchar cintas de cassette pero puede llegar a ser más reconfortante y cada fotografía es única, valórala como se merece y hazla merecedora de dicho valor. Rebélate , deja de sacar cientos de fotos de exactamente lo mismo con el móvil o tu réflex y usa cámaras analógicas para momentos importantes: Detente, observa el entorno , saborea el instante, carga el carrete, apunta…… dispara.

Echa un vistazo Si quieres una guía detallada de cámaras analógicas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *